Los cabos sueltos en la nueva propuesta sobre los descansos de operadores

Escrito por el 02 de agosto, 2017.

 En nuestra nota anterior les informamos acerca de un nuevo proyecto de propuesta para normalizar las horas de conducción y los descansos de los operadores del transporte de carga. Esto, debido a que los accidentes carreteros en el país cobran un gran número de vidas al año, así como una alta suma de dinero, según los datos expuestos en los párrafos introductorios de la norma.

Esta propuesta pretende disminuir los accidentes carreteros en los que se ve involucrado el factor humano; en este caso, el causado por la fatiga. Se determina así que, el estado fisiológico en que se encuentran los conductores profesionales (aquellos que se dedican conducir un vehículo de transporte de carga) es un determinante para la seguridad vial.

Ahora bien, recordemos que esta norma se presentó como pionera, (sin precedente nacional ni internacional) aun así, haya sido inspirada en una reciente regulación australiana para los tiempos de conducción: la cual establece un descanso de media hora por cada cinco horas de conducción en un periodo no mayor de 12 horas. Otra ley que sirvió para dicha creación fue una norma canadiense en la que se estableció un descanso previo por un tiempo prolongado de conducción. La propuesta de la norma de tiempos de conducción y pausas mezcla estas dos antes mencionadas y añade: en caso de que el viaje rebase las 9 horas, contar con un segundo conductor (actualmente no existe en ningún reglamento en México una norma que obligue a las empresas contar con dos conductores).

Con esta premisa (de no poder comparar este proyecto con otra norma) se ha iniciado el proceso, aun así, existan en sus incisos una mezcla con los lineamientos internacionales antes mencionados. Ya que al mismo tiempo se han generado interrogantes acerca de su funcionamiento y una concreta efectividad (en el supuesto caso de que entre en vigor como parte de la Norma Oficial Mexicana).

De entre algunas de las inquietudes del gremio del transporte (incluyéndolos a ustedes, quienes nos escriben en redes sociales) está la inconformidad de que esta propuesta parece cargar toda la responsabilidad sobre el chofer, mientras que las empresas se encuentran menos obligadas a cumplir lineamientos que las limite a exponer a sus operadores a malas condiciones laborales. Pues, si bien un operador es el principal responsable de sus actos detrás del volante, no olvidemos que no siempre es él quien controla los factores que están a su alrededor.

El exceso de horas y días en que un operador es sometido a trabajar no es un aspecto que regule esta iniciativa, debido a que no es parte de su competencia, ya que, es la Ley Federal del Trabajo la que se encarga de estos temas. Esta norma únicamente pretende regular los tiempos de conducción y descanso con la finalidad de prevenir accidentes a causa del cansancio.

En los puntos de la norma se busca establecer que a través de una bitácora (la cual ya es parte del Reglamento de Tránsito en Caminos y Puentes de la Jurisdicción Federal en el artículo 83) los choferes puedan dar evidencia o un control de sus pausas y horas activas frente a una autoridad federal. Sin embargo, aún con los cambios que se introducirían a la bitácora a causa de este nuevo proyecto, ésta no se ha implementado con efectividad, ya que no es un documento indispensable con el que cuenten y se organicen el grueso de los transportistas. Además de que habría que suponer que, de aceptarse esta norma, la corrupción por parte de las autoridades federales en las carreteras nacionales no obstaculizaría el cumplimiento de la norma, interviniendo de manera negativa en una correcta planeación por parte de las empresas y los operadores en las rutas de viaje y en los tiempos de descanso y conducción.

Por otro lado, el punto más importante que parece no abarcar este proyecto de norma es el de los lugares de descanso, dado el constante peligro al que se exponen hoy en día los operadores a causa del crimen en las carreteras del país. Según un oficio emitido por los órganos que crearon esta propuesta (quienes consideran que hay suficientes paraderos para que los choferes descansen), argumentan que en el Plan de Desarrollo 2013-2018, Programa Sectorial de Comunicaciones y Transportes contempla en la red de carreteras 134 estaciones de servicio y 60 paradores, que según la definición del Reglamento para el Aprovechamiento del Derecho de Vía de las Carreteras Federales y Zonas Aledañas en la Fracc. VIII, Art. 2, define parador como: “instalaciones y construcciones adyacentes al derecho de vía de una carretera federal en las que se presten los siguientes servicios: alojamiento, alimentación, servicios sanitarios, servicios a vehículos y comunicaciones.”

A pesar de esta justificación, la controversia incrementa por la escasa infraestructura que presenta el gobierno para controlar la inseguridad que sufren los transportistas en las carreteras y la falta de paraderos de descanso, que parecen ser un elemento que no contempla la propuesta para regular los tiempos de pausa y conducción.

Si tienes más comentarios acerca de esta y otras propuestas sobre ámbito del transporte de carga, esperamos tus comentarios aquí y en nuestras redes sociales. También, no te pierdas nuestro siguiente post.

Blog3

Deja tu comentario


Acciones